jueves, 9 de junio de 2016

A STELLA MARIS

             


               

                           S​tella Maris Taboro poetisa consentida,
me emocionó tu venida, tu templanza y tu decoro;
tienes el brillo del oro y las luces del diamante;
tu intelecto a cada instante nos revela su vigencia
y llega con tu presencia, el fulgor más deslumbrante.

Sabes decir lo que piensas y con mucha claridad,
te tomas la inmensidad en toda acción que comienzas;
es muy claro lo que piensas y con mucho contenido,
como si hubieras salido de la escuela más humana,
tu espíritu se engalana y aplica lo merecido.

Los principios que se imponen en tu actividad consciente,
tienen empuje creciente y en lo racional te ubican;
cuando en los templos repican, es porque existe alegría
y nuestra feligresía disfruta de ese llamado,
como quien está a tu lado, disfruta de tu valía.

Deja que el sol y la luna, alumbren el firmamento
y que estrellas una a una, hagan más claro el momento;
como lo hace en cada evento, esa luz de tu mirar,
que no se debe apagar mientras haya oscuridad
porque con su claridad, me ha logrado conquistar.







Hildebrando Rodríguez
C. I. V-651.103
Profesor Titular (J) de la Universidad de Los Andes
Individuo de Número (Sillón 3) de la Academia de Mérida
Mérida-Venezuela, 29 de mayo del 2016



domingo, 12 de abril de 2015

Llueve


Llueve sobre la tierra sedienta,
melodías en los techos.
La lluvia lenta cae
como lágrimas de las nubes .
Baila en hilos junto al viento
y besa el suelo.
Siempre regresa,
como los recuerdos.
Llueve y todo el paisaje
se viste con dulce agua.
Transparente sus hilos ,
me invade el alma ,
y me visto con la lluvia,
como me cubren tus besos .
Me despertó la lluvia
OH! que bello despertar.

domingo, 29 de marzo de 2015

Azulado CIELO



 

En el azulado cielo
la luna se mece
con fragancias claras.
Su frescura luminosa
son caricias de estrellas.
Un puñado de nardos
alumbra con esencias
al suelo de alas blancas

domingo, 21 de diciembre de 2014

Ojos verdes



    Ojos verdes

    A esos ojos verdes
    del color de la esperanza
    que en tu poema en danza
    como el mar , tan parecidos.

    A esa esmeralda que Dios puso
    debajo de mis oscuras cejas
    el tiempo le da un tono
    algo distinto en mi rostro.

    A veces están gris claro
    otras celeste muy suave
    pero siempre hay estrellas
    que adornan mi ojos claros.

    Cuando estos ojos claros
    miran en silencio a mi amado
    ellos se cubren de brillos
    porque mi alma asoma cantando

    Y se derrama el amor
    como luz del corazón
    en ese paisaje de prado verde
    donde sin palabras , me declaro.

    Otras veces es el cielo
    que bajó a mis pupilas
    y en su mar sereno y claro
    brillan cientos de estrellas.


Stella  Maris T
    --

miércoles, 13 de agosto de 2014

TUS OJOS


 Tus ojos tienen un encanto
 Que deslizas al mirar
 De miradas penetrantes 
 Son capaces de hipnotizar
 Me acuerdo me deslumbraron
 Cuando sentí tu mirar 
En una tarde de un día 
 Y no los quise olvidar
 Grandes como dos luceros
 Y potentes al mirar
 Van dejando una estela
 Como un barco en el mar
 Tus ojos tienen encanto 
Y hasta un brillo especial
 Tus ojos me cautivaron
 Y me invitaron a soñar
 Cerré mis ojos apagados 
Pues me podían encandilar
 Y para escribirle un poema
 Ya no sería imparcial 
 Tus ojos tienen encanto 
 Y un hechizo tu mira
 Tus ojos me cautivaron 
Y no los podré olvidar..

                      EDGARDO  SALINAS

jueves, 24 de octubre de 2013

AllÍ estas




Como no darme cuenta
que estás en la espesuras 
que brotan de mis sueños ,
cuando siento el estremecimiento 
que se siente,
 cuando das libre retoño a las yemas nuevas…, 
cuando se envuelve entre rumores
 de aguas que hacen prender las bambalinas verdes, 
que penetran el peinado de los árboles 
para dejar en el celaje 
la savia que se adueña de esa partes frescas 
que forman parte de tú estructura de mujer 
y que hace que ese color purpura 
se adueñe de esas aguas vesperales 
que hacen partes de tú personalidad.

                               Antonio José Guevara

miércoles, 23 de octubre de 2013

TE VOLVÍ A HALLAR




Te volví a encontrar
y te perdí,
porque ya no recuerdo
el viejo cristal
que te servía para embellecer
esas formas duras
que te hacían salpicar
ti vientre deprimido, dormido y virgen
que agigantaba mi textura, 
mientras me hundía en la penumbra vesperal
y desfilaba  lentamente por mis pensamientos,
el repique sexual del sonido
que hacia sacudir mis instintos.

Te volví a encontrar
y te perdí,
cuando el samán se agigantaba
y el miedo brillaba goloso,
como nubes plúmbeas
que abatían las reverdecidas vestes,
apoderándose de mi cuerpo,
interrogándome en silencio,
por tenerte allí …,
ensordecida por tus formas vibrátil
con tus ojillos supurantes y rojizos
que anunciaban repicar
el bárbaro rito de los tambores,
mientras las sombras nocturnas
acariciaban las venticas
de lo que significaba tú presencia.

Te volví a encontrar
y te perdí.

                                 Antonio José Guevara

domingo, 12 de julio de 2009

Fallece Olimpia Bordes(11 de julio 09)

A ELLA ESTE MI HOMENAJE


O asis en el cielo te recibe,
L lantos de la tierra se evaporan.
I ngente dolor en oración
M archa al infinito y te encuentra.
Plácida entre ángeles estás
Imponente coro de poetas ,cantan
A legoría de tus profundos versos..

Stella maris Taboro

lunes, 9 de febrero de 2009

Misceláneas poéticas de Norma Padra




















VISIÓN



El jinete cabalga por campos lilas,

aroma de heno recién nacido

bajo el cielo dorado.

Cuidan sus crías los teros

en sus nidos entre pastizales y charcos,

dibujado está el espacio de graznidos.



DOMA

En el establo ya descansan los caballos

fueron fustigados por jinetes malvados.

En el pasto seco escondieron sus llagas.

Y la fina estampa

se plasmó de carmín

en la paleta de un pintor.




PÉTALOS

Hoy de las tumbas despiertan los ángeles

escucharon tu corazón sufriente

van hacia vos, colmados de perfumes

y música celestial.

Llevan en el cesto, pétalos de lirio,

salvia y nácar

a ese lugar extraño de la memoria

donde no existe el vacío.



ERROR


En la soledad de los pasillos

por las noches las puertas

se abren y cierran silenciosas.

Pasa el dolor, el desamor,

los furtivos soldados de la muerte

olvidados avanzan

por las fronteras,

acechando una y otra vez

saboreando

el desquite

silencioso

de otras vidas.






VEO



La tarde se despide

con tapiz de macachines,

luz y sueños.

El cielo dorado, bandadas de pájaros,

remolinos de música

acompañan mi melancolía.

Desnuda está la playa anochecida.

No he perdido el paraíso,

sólo me distancio.

Y esa lluvia profunda

que no cesa!!!

NORMA PADRA

martes, 13 de enero de 2009

El hechicero y los mecánicos


















El hechicero y los mecánicos

salen callados a beber cerveza;

se sientan en lo profundo de la taberna

y hablan entonces de las cosas nuestras de cada día;

de los tornos girando, del estruendo del taller,

de los motores compuestos poco a poco,

que al fin se mueven por su propio esfuerzo.

Luego describen las horas de la televisión,

la noche y las frazadas, la esposa, el miedo de los niños.

Los mecánicos hablan, el hechicero calla:

siente la envidia por estos hombres comunes;

quisiera abandonar su profesión en desuso,

cambiar el arte de convertir ratones en flores,

naranjas en cuchillos;

la magia aprendida con tanto esfuerzo,

por un overol manchado de grasa,

un sitio en una nave llena de máquinas y taladros,

donde giran sin término las grandes ruedas de acero negro.


De, “Libro de buen humor”, 1979
Domingo Alfonso
Cuba

Los ríos


















Los ríos

son largos y tremendos,

como latigazos,

o como serpientes inacabables,

o como las penas de la raza negra,

o como los ríos.


DE. “SUEÑO EN EL PAPEL” /1959 / EDICIONES “ISLAS”
DOMINGO ALFONSO
Cuba.

martes, 4 de noviembre de 2008

Tómame entre tus brazos...





















Tómame entre tus brazos, desmenúzame,
que soy el amor hazme creer...

Susúrrame al oído las obscenidades, que sabes, me gustan,
sin prejuicios arráncame la armadura, despoja mi imagen
y espárcela por tu suelo...
Bésame con tus besos de néctares ácidos, me gusta el olor
que destila tu cuerpo sediento, transpira tu virilidad sobre mis cansados pies.
Haz que esta noche la luna sea luna,
que a mi soledad la invente disipada,
que no haya ocasos en mi jardín.

Y cuando marches deja grabado tu aliento en mis sombras,
retira de mi mesa mis diademas.
Todas las monedas que he guardado son para ti:
no te descubras, no me descubras y guárdate el vuelto...

Gustavo Tisocco
Del libro "Entre soles y sombras"
Del Cd "Huellas"

pintora Lia Kaufman

domingo, 2 de noviembre de 2008

Tendido de sol maduro

















Río hoy
río a mi antojo
a líneas y a viento
Río en playa ancha
en poesía de cajón moreno
en arenal tendido de sol maduro
en brillo de farola compartida

Alas danzan con su viento
en esta América que habla
sorda no está / escucha.


Fines de junio, 2008
Julia del Prado (Perú)

domingo, 17 de agosto de 2008

Lejanía






poema de Jorge Cáceres




De aquella luz sólo queda el recuerdo

El patio, un jazmín, aquella tarde

Un viejo solo arrastrando sueños

Sobre el lomo polvoriento de la calle.

De aquella luz sólo queda el recuerdo

Un hombre, el umbral, aquella esquina

La geometría trabajosa de cales y ladrillos

Entre el aroma frutal y la vereda rota.

De aquella luz sólo queda el recuerdo

El pan, el vino, aquella mesa

Y simples hombres reunidos por el canto

Mientras la noche huía apagando estrellas.

De aquella luz sólo queda el recuerdo

Lo mismo me sucede con tus ojos mansos.


sábado, 16 de agosto de 2008

¿ Necrópolis, ciudad dormida...?









poema de Alejandro Nisnovich



Largos paredones...

lúgubres panteones...

muchas cruces....

para unos cuantos pajaritos

que juegan y que niegan con sus trinos

que allí descansa algún cansino..

Hay una mirada inquieta,

hay una pregunta sin respuesta,

hay mucho dolor sin explicación,

y hay mucha comprensión sin comprender...

de esta parte, de nuestra parte...

¿Que se esconden tras sus muros?

serán ángeles, fantasmas o solamente almas?

Jugarán por las noches los enamorados

de un tiempo ya pasado?

habrá timba, habrá cuentos,

habrá toda la vida que no vemos,

y quizás muchos encuentros...

Cuanto músculo, cuanta angustia,

cuanta mente y cuanta cosa allí descansa...

descansa o no descansa...?

No será acaso esa incógnita

la que llevó a muchos suicidas

a cometer su pecado de ansiedad,

dándose a la infinidad...?

Que será esa ciudad dormida?

o acaso acallada a nuestra vida

sino una simple contradicción

para todo el infernal ruido de esta otra.

-

jueves, 10 de julio de 2008

NADA IMPORTA



poema de OLIMPIA BORDES


Qué importan los desvalidos sueños

y la esperanza inútil,

qué importa la inocencia defraudada

y la verdad desnuda.

Qué importan la impotencia y el cansancio,

el tiempo que transcurre inexorable

y el llanto y la tristeza y la amargura

y la ausencia y el ayer … y el desarraigo…

Qué importa el torbellino de este mundo

que arrastra y no comprende,

insólito y extraño ante mis ojos,

que asombra, que excluye y que sorprende.

Qué importa el vértigo y el tráfago

sin pausa, sin tregua y sin alivio.

Qué importa al fín, si el fuego se ha extinguido

y se ha perdido el beso que lo enciende…

Nada importa si asida de un recuerdo,

esbozo una sonrisa…

nada importa si a cambio he merecido

la vida que he vivido.

Si he cultivado una flor en el desierto,

si he visto una estrella en la tormenta

si me ha mirado Dios, en tu mirada,

si he tenido tu amor……


jueves, 3 de julio de 2008

Sobre la escarcha de la mano herida




















Poema de Daniel Perez


Sobre la escarcha de la mano herida
se ha posado el amor
y su ceguera teje nidos
en los huecos de la carne deshilachada
la última tristeza de mis ojos desciende por los dedos
rompiendo los cristales
la luz grita su claridad
dejando sombras al descubierto
en el terreno de las cenizas
unas langostas
desvastan la palabra adiós



miércoles, 2 de julio de 2008

Antes de partir











poema de Liliana Varela


Antes de partir
será la vida el último tren,
transporte de ida sin vuelta
un ticket cobrado anticipadamente.

Sin equipaje
se colará el aliento entre las fisuras de la memoria
recopilando los sinsabores y mágicos instantes
que jamás podrán volverse a vivir.

Antes de partir
la última gota será la preciosa
calmando la sed con más sed ya sin boca
rociando de mieles agritudes vividas.

Será lo invisible
lo esencial al corazón
gota de lluvia la lágrima sin rostro
que mojando el espíritu grite a viva voz.

Antes de partir
quizás nada interese
más que el propio vacío del alma.

miércoles, 25 de junio de 2008

YA LOS NIÑOS NO JUEGAN















poema de Norma Padra



El sauce está triste
no por ser llorón.
El carrusel dejó de girar.
Los niños ya no juegan
en el parque.
El avión, el corcel, el cisne
y hasta Dumbo
están muertos.
Ahora el parque de mi barrio
ya no escucha sus risas.
Todo es verde, luces,
cámaras grabando,
policías de custodia.
Vivir el espanto.
Ya los niños no juegan
en los parques.

lunes, 12 de mayo de 2008

Palabras















Poema de Jose Luis Jaime


Mis palabras estrangulan la razón.
Las pinté por tanto tiempo
con colores neutros,
para que tú no las descubrieras.
Quizás por miedo a la incomprensión,
a la indiferencia, a la soledad.

Hoy salen desde el fondo de mi corazón,
del fondo de mi alma,
Transformadas en lágrimas
y que ahora me ahogan
y me sumergen en el espanto de saber
que nuevamente deberé morir.

Esperé tanto de ti.
Esperé, esperé y esperé mil miradas,
mil caricias y mil palabras
que en las madrugadas frías y silenciosas
jamás llegaron.

Es por eso que en esta sombría
noche invernal,
me declaro nuevamente muerto.
Y dejo de soñar con lo que
nunca acabará de llegar.

Sí, hoy he dejado de esperar
tus miradas, tus caricias y tus
cálidos abrazos que imaginé.
Ya no sentirás más
mi sensible presencia,
buscando esa luz que te inventé,
porque por fin asumo
que mi sol ya se escondió.

Hoy me desprendo de mis esperanzas
y ya no me verán más
las frías sombras de la noche
que acompañaron mi soñar.

jorge luis.

domingo, 11 de mayo de 2008

A DON NEFTALI REYES BASUALTO










poema de Luis Concha

De Neftalì lo quiso el fogonero,
de un tren lastrero a orillas de Lastarria
cargado de llovizna y de cancagua
bajo el invierno fiero.
Estaba.
En el dintel de su portal de coigue
en cuna de raulíes y avellanas,
oyendo lo telúrico del viento
golpeteando ventanas.
Y estuvo en el zaguán,
hizo sus ñeclas,
elevò el volantín,
robò manzanas
en huerto de algún cura
en Pueblo nuevo,
en horas de chicuelo ,liceanas.
Que ya por Pablo se oye
que ya por Pablo indagan,
el niño va creciendo en el chambergo
bajo abrigada capa.
Yo se, por ser de allí
lo que cruzaba ,
bajo castaños verdes y viendo dalias,
yo sé , porque lo olí, por eso digo,
del ñielol de copigues
y esmeraldas.
Ahí aprendí que si la lluvia ríe,
es porque el alma canta,
de allí entendì que el río de flamencos,
dibujó su mirada.

De allí este dolor
cuando regreso
y el río va sin agua.
¿ Qué donde el machitun, donde el canelo
donde la honda
la piedra y nuestras lanzas?
Pablo Neruda llegó desde Parral
en tren lastrero en brazos de su padre
y tuvo por amor ,toda dulzura,
una mujer llamada Mamamadre.
testigo son los robles centenarios
cuando el joven poeta reclinaba,
hasta el crepusculario de las tardes,
su adolecencia envuelta en clorofila,
Y fue entre la gente más sencilla
el más sencillo niño que cantaba,
a la greda, al telar, al surco , al gallo,
al buey leal en siembras, trilla y fragua,
y llegar a Profeta y de Elegido
en cuanto fue un emblema de esperanza,
en los desposeidos de heredades
y el odio militar tras sus espaldas.
Se llamó Neftalí de barrilete
y don Pablo Neruda como Patria.
y mira el mar
el mar que por extenso
Dios claveteó
al pie de su ventana.

martes, 22 de abril de 2008

Te espero.






















POEMA DE Jorge Luis Jaimes.
Barquisimeto, Venezuela.



Gracias por hacer que mi vida.
Sea cada vez mejor,
Siento en mi cuerpo cosas
Que pensé tardaría en volver a sentir.

Cada instante, cada hora
Y Cada minuto que pasa
Me doy cuenta,
Que estoy más cerca de ti,
Y aun no puedo entender lo que pasa,
Mi piel se eriza al pensarte
Mis labios curiosos ya no aguantan más.

Él poder descubrir el secreto de tu boca.
Mis sentidos enloquecen al solo pensarte,
Mi imaginación vuela sin límites hasta ti,
Mis ojos se alistan para no descansar la mirada,
Que quiere perderse en tus ojos.

Mis manos atentas
Para sentir cada milímetro de tu piel.
Mi corazón se abre para que entres en él,
Y vivas allí hasta que deje de latir,
Mis brazos cálidos se alistan,
Para el abrazo más ansiado y deseado,
Te espero a ti,
Espero tu cuerpo,
Espero tu alma
Y tu corazón.

Y todo lo que estés dispuesta a dar,
Te espero
Por que te siento como algo muy mío,
Y por que te has adueñado de mí
Poco a poco sin darte cuenta.

jueves, 17 de abril de 2008

Besos robados















Poema de Erika Martínez Rodríguez

Largas
como las noches sin luna.
eternas como el cielo azul.
La mirada tiene versos calientes
donde anidan los mares.

Caracolas ardientes que buscan su rincón
solitario de huellas.

Fuego en el agua del recuerdo,
las rocas sumergidas guardan
la esencia de los besos robados,
que son nostalgia.

viernes, 11 de abril de 2008

Verso distante















Poema Azpeitia Jose Antonio

Un verso distante

hoy tu me pides.

Un verso que te llegue

a lo profundo,

que mueva la marea

de tu cuerpo,

que acune tus deseos

sin palabras.

Hoy puedo poner

entre tus labios,

el verso de amor

que ayer soñabas.

Un verso que al besarlo

te enamore

Un verso que al sentirlo

preñe tu alma.

PALABRAS PARA MILLONES DE TUPACS AMARUS VIVOS EN MEDIO DE CABALLOS










De FELICIANO MEJIA

Hoy, Octubre, se queda mudo el tiempo un instante para escuchar los ecos de los Amarus.

Son doscientos años rechiflando los cascos de los caballos pisoteando los gritos en medio de plazas y montañas.

Tras nuestras venas, en doscientas burbujas, estalla resplandeciendo, la voz del hijo más dulce y nuevo y vivo. Del hombre cobrizo Túpac de ojos duramente-negros-cariñosos, reuniendo las miradas de 18 millones de hombres aniquilados y renacidos hoy día otra vez, con los nervios tensados, en este país repleto de árboles, sierras y pocas autopistas.

Acá por fin, el mar de piedras levantando las manos en las calles de cemento, en medio de pancartas y banderolas coloreadas.

Ni los herrados cascos de aviones con dientes ametralladores, ni los vientres hinchados de miles de caballos inflados como neumáticos en las orugas de las tanquetas, pueden acallar la palabra de los rebeldes de Tungasuca.

Óyelo, hermano. El tiempo, en Octubre Perú, se ha congelado un instante, para ver cómo se desbarrancaran 1os caballos y cómo emergen de la tierra muy pobre, de la mina ahuecada, de la polea cansada, del escritorio o mesa más descascarados, óyelos, cómo, cogollos, lentamente se paran de nuevo, ahora ya, los hombres chispas en fogata

Llegó la hora de reiniciar el camino cortado y empezado en Tinta.

Afila tu dedo índice para disparar la luz, échale saliva a la palma de la mano para calentar la culata de metal o madera.

Afuera y dentro de esta nación rediviva, en oficinas oscuras de Areche uniformado o vestido de terno gabardino, le castañueletean los dientes a los caballos estupidizados por la monedas, empezando su terror y desbandada.

Ya Cuzco y Amaru y Túpac y Tumbes y Tacna y Belén, Iberia y Moho, gorgorean para hervir con El Salvador o Nicaragua.

Óyelo, hermano, están resonando los pututos como descarga de granizos de plata.

¡Ya!

Směšné lásky













"¿Qué importa si todo es un juego vano? ¿Qué importa si lo ?
¿Acaso dejaré de jugar sólo porque sea vano?"

Milan Kundera, "El libro de los amores ridículos"

Poema de Raquel Fernández



Yo no soy Kundera,

pero también debería tener un libro
de amores ridículos,
amores que se desfloraron
antes de que mi cuerpo se cerrara a su hechizo
y me dejaron la boca ardida,
la piel rota tatuada con poemas soeces
que jamás leo sin sonrojarme,
el sexo huérfano apretando los dientes.
Amores que fumé de prisa,
uno tras otro como letales cigarrillos de deseo,
que me hicieron llorar,
de placer o de tedio,
tantas sonrisas que cayeron en el costal
de las muecas turbias,
tantos encuentros y desencuentros
en el apremiante tajo que palpita entre mis piernas,
tanta pasión risible
que nunca fue eterna.
Mi libro de amores ridículos
los incluiría a todos:
el muerto, el impostor, el bastardo,
el papi que no fue más que la bota feroz
aplastándome el rostro,
el amante que me desangró
como a un conejo colgado cabeza abajo
con la garganta abierta.
Jugadores que jugaron mi juego
y no pudieron ganar;
jugadores que jamás aceptaron mis reglas
y no me dejaron ganar nunca.

La mágica Florencia












Poesia de Carlos Ernesto García



Entre el añejo rojo de los tejados

surge con su magia la cúpula del Duomo.

La lluvia que no cesa

me conduce hasta el ponte vequio

donde las jóvenes quieren ser Beatrice.

Recorro las calles y plazas.

Imagino a los mercaderes.

A los soldados conduciéndose a la guerra

con sus armaduras de lata.

A Rafaelo y a Brunelleschi camino del trabajo.

Florencia en otro tiempo capital.

Ciudad de los ricos banqueros del renacimiento.

Lo que daría yo

por echarme un trago de chaparro

en un vaso precioso de los Medici.

jueves, 10 de abril de 2008

HÁBLAME












Poema de OLIMPIA BORDES


Háblame en el silencio
con la voz de la brisa
con la voz de la lluvia
con la voz del intenso
latido de mi sangre.

Háblame en el silencio
con la voz de la ausencia
con la voz del recuerdo
con la voz de la eterna
agonía del adios…

~La dama oscura












(A José Martí)

Poema de José Tadeo Tápanes Zerquera,

Del fondo mustio de la noche, al ruedo
de mi tapiada sombra agonizante,
pasa la muerte con su luz, delante
del infortunio, ungido en su denuedo.

Luz achicando de la vida el miedo
y por la dama oscura y su diamante
puro, del tibio mármol delirante,
cuelgo las armas y en su paz me hospedo.

¡Abismos de la vida que me espera,
abierto el pecho, y la arrogante daga
venga en el viento a penetrar certera!

Prefiero que la muerte satisfaga
con su delirio criminal de fiera
mi vocación de lirio que se apaga.

PRELUDIO SOMBRÍO













Poemas JOSÉ MIGUEL DIEZ SALAZAR


Cristalinas aguas del río
que ha de llevarse
mi llanto,
corriendo de canto
a canto hasta
morir en el mar.

Por ser amarga
mi suerte
y tan oscuro el destino,
que las aguas
del camino
se tuvieron que apartar.

lunes, 31 de marzo de 2008

Fugaz Tormenta










poema de LILIANA VARELA

Fugaz Tormenta

Forzada maniobra de innecesaria violencia,

mis brazos cedieron a la bajeza del acto

embarcándome en oleaje de huracán.

Vértigo siniestro se apoderó de la voluntad

sodomizando el abrazo de oso nefasto

en que explotó el impetuoso carácter.

No quería, no quise, no preví. ..

que una curvatura dejara de ser recta

y eclipsará su rumbo feneciendo el trazo

en venenosa forma pestífera.

No fui yo, no lo fui, no pensé…

que social dialéctica convirtiera el habla

en firme oratoria de monologo sofista

destinada al desequilibrio fatal.

Sin encantamientos la bruma cedió paso

a la razón represora y dominante,

calmado el tornado sólo viento quedó

luego de la intensa y fugaz tormenta.

jueves, 27 de marzo de 2008

NOCHE














Poema d e Olimpia Bordes


Se han dormido los pájaros…
Se ha esfumado el paisaje ante mis ojos.
Se ha derramado un cántaro de estrellas
en el distante azul, del firmamento.
Has llegado otra vez, inexorable,
con tus serviles sombras engarzadas
en tules de misterios angustiantes
y un pálido ondular de luna errante.
Me has envuelto otra vez, piadosa y fría.
Me has envuelto otra vez, cruel, despiadada.
Has invadido el ámbito que abarca
la emoción de mi poesía…
Mágica noche, cómplice traviesa
del ardoroso amar apasionado,
más ilumina el rayo en tus tinieblas,
más aroma la rosa en tu tibieza.
Trágica noche cruel, intensificas
la soledad sufriente del que llora,
es más lento el desfile de tus horas,
duele más el dolor que muerte implora.
Eterna noche, puntual y misteriosa,
has desatado el nudo del recuerdo,
has abierto la jaula y han volado
mis sueños desde el tiempo…
Piadosa noche, díctame los versos
que en tu silencio surjan de mi alma,
apiádate de mí , cierra mi ojos

y déjame dormir para soñarlos…

Aqui podrás disfrutar de los poemas que arribaron a este puerto. Aqui espero a todos los poetas

.
Cientos de sirenas llaman a los poetas de mundo para que anclen en este puerto ...

21 de marzo día internacional d e la poesía

Photobucket
Si la poesía es
el mismo respirar de cada instante,
es la vida que viaja
por nuestras venas sin que lo notemos,
entonces la poesía es tan arte como el vivir.
Vivir es latir y crear poesía
es ponerle música a los latidos.
Unamos aquí, en esta página
la obras poéticas
que están viviendo
con sus autores y
las que hacen perdurables
a los que ya no están..


Stella Maris





POETAS... QUE VIVEN EN SUS ESCRITOS.

Cuando muere un poeta
un pájaro deja de cantar
enmudecen las cascadas
el cielo se pone gris .

En el aire
comienzan a flotar
brillantes luciérnagas,
son su versos
que no dejaran de alumbrar.

La palabra del poeta
sobrevive al tiempo y a los siglos
cincelada con eternidad.

Los alquimistas

Andrés Fidalgo



LOS ALQUIMISTAS


Desde lugares diversos
llegaron en grupos ruidosos,
hediendo
con verdadero mal olor
de críos sin cambiar,
de adultos apartados del agua
y de agria coca fermentada.

(El colorido exterior, lo pintoresco,
el exotismo,
quedan para "uso oficial exclusivo"
del turismo).

Se derramaron por los surcos
en largo río gredoso,
con la vivaz mirada del pájaro
momentáneamente libre;
machetearon, deschalaron, cargaron,
y no de sol a sol
según figura en las planillas,
sino inhumanamente,
desde la cinco de la escarcha
hasta el anochecer con su relente.
Luego, como si nada,
prepararon
picanteadas sabrosas; cantaron y bailaron.
Bebieron
cualquier cosa que trajera
noticias quemadoras del alcohol;
se mancharon
hasta las fibras íntimas,
hasta lo intransferible de
"la criatura divina".
Y entre fugaces enardecimientos
se acoplaron
marido y mujer, los concubinos,
desconocidas con desconocidos...
Así, de modo vario
cumplieron
su obligación de proletarios:
dejar la nueva fuerza del trabajo
que continuará el ciclo.
Por último,
durmieron confundidos
hombres sudorosos
con perros con mujeres con pulgas con chicos
(en galpones de barro
por los cuatro costados),
para levantarse
y proseguir girando
triturados
en el trapiche inmenso.
Al fin, un claro día
sacudido a pitadas
y gritos de alegría,
se fueron
más sucios y enfermos
que cuando vinieron.

Pero de todos ellos quedó una montaña,
con millones de kilos de azúcar
angelicalmente blanca.


Andrés Fidalgo (1919). Poeta y ensayista. Abogado, defensor de presos políticos y gremiales, por lo que padeció persecución y cárcel. Es padre de la poeta Alcira Fidalgo Pizarro, desaparecida durante la dictadura. Fue colaborador de la revista "Hoy en la Cultura" (Bs. As.) y de otras editadas en el noroeste argentino. En 1972 obtuvo el Premio Quinquenal de Poesía. Imprescindible es su trabajo "Panorama de la literatura jujeña" para el entendimiento del desarrollo de la misma en la región. Su poética está hecha con garra, nervio y una profunda reflexión; no se va en vaguedades ni se solaza en "lo poético"."Una marca en la memoria" es uno de sus más importantes poemarios


Murió en JUJUY el 20 de julio de 2008

La casada infiel



Y que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.

Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.

Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.

En las últimas esquinas
toqué sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos.

El almidón de su enagua
me sonaba en el oído,
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.

Sin luz de plata en sus copas
los árboles han crecido
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del río.


Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelo
hice un hoyo sobre el limo.

Yo me quité la corbata.
Ella se quitó el vestido.
Yo el cinturón con revólver.
Ella sus cuatro corpiños.

Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.

Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.

No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.

Sucia de besos y arena
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios.


Me porté como quién soy.
Como un gitano legítimo.
La regalé un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al río.

FEDERICO GARCÍA LORCA

FRENTE AL MAR




Oh mar, enorme mar, corazón fiero
de ritmo desigual, corazón malo,
yo soy más blanda que ese pobre palo
que se pudre en tus ondas prisionero.

Oh mar, dame tu cólera tremenda,
yo me pasé la vida perdonando,
porque entendía, mar, yo me fui dando:
"Piedad, piedad para el que más ofenda".

Vulgaridad, vulgaridad me acosa.
Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.
Hazme tener tu cólera sin nombre:
ya me fatiga esta misión de rosa.

¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena,
me falta el aire y donde falta quedo,
quisiera no entender, pero no puedo:
es la vulgaridad que me envenena.

Me empobrecí porque entender abruma,
me empobrecí porque entender sofoca,
¡bendecida la fuerza de la roca!
Yo tengo el corazón como la espuma.

Mar, yo soñaba ser como tú eres,
allá en las tardes que la vida mía
Bajo las horas cálidas se abría.
Ah, yo soñaba ser como tú eres.

Mírame aquí, pequeña, miserable,
todo dolor me vence, todo sueño,
mar, dame, dame el inefable empeño
de tornarme soberbia, inalcanzable.

Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza
¡aire de mar!... ¡oh tempestad, oh enojo!
Desdichada de mí, soy un abrojo,
y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.

Y el alma mía es como el mar, es eso,
ah, la ciudad la pudre y equivoca
pequeña vida que dolor provoca,
¡que pueda libertarme de su peso!

Vuele mi empeño, mi esperanza vuele...
la vida mía debió ser horrible,
debió ser una arteria incontenible
y apenas es cicatriz que siempre duele.

Alfonsina Storni

La Flor del Aire


de Gabriela Mistral

Yo la encontré por mi destino,
de pie a mitad de la pradera,
gobernadora del que pase,
del que le hable y que la vea.

Y ella me dijo: "Sube al monte.
Yo nunca dejo la pradera,
y me cortas las flores blancas
como nieves, duras y tiernas."

Me subí a la ácida montaña,
busqué las flores donde albean,
entre las rocas existiendo
medio dormidas y despiertas.

Cuando bajé, con carga mía,
la hallé a mitad de la pradera,
y fui cubriéndola frenética,
con un torrente de azucenas.

Y sin mirarse la blancura,
ella me dijo: "Tú acarrea
ahora sólo flores rojas.
Yo no puedo pasar la pradera."

Trepe las penas con el venado,
y busqué flores de demencia,
las que rojean y parecen
que de rojez vivan y mueran.

ESTE AMOROSO TORMENTO

Este amoroso tormento
que en mi corazón se ve,
se que lo siento y no se
la causa porque lo siento


Siento una grave agonía
por lograr un devaneo,
que empieza como deseo
y para en melancolía.

y cuando con mas terneza
mi infeliz estado lloro
se que estoy triste e ignoro
la causa de mi tristeza. "


Siento un anhelo tirano
por la ocasión a que aspiro,
y cuando cerca la miro
yo misma aparto la mano.
Porque si acaso se ofrece,
después de tanto desvelo
la desazona el recelo
o el susto la desvanece.

Y si alguna vez sin susto
consigo tal posesión
(cualquiera) leve ocasión
me malogra todo el gusto.

Siento mal del mismo bien
con receloso temor
y me obliga el mismo amor
tal vez a mostrar desdén.

SOR JUANA INES DE LA CRUZ.



Volver a los 17


Volver a los diecisiete
después de vivir un siglo
es como descifrar signos
sin ser sabio competente,
volver a ser de repente
tan frágil como un segundo,
volver a sentir profundo
como un niño frente a Dios,
eso es lo que siento yo
en este instante fecundo.

Mi paso retrocedido
cuando el de ustedes avanza,
el arco de las alianzas
ha penetrado en mi nido,
con todo su colorido
se ha paseado por mis venas
y hasta la dura cadena
con que nos ata el destino
es como un diamante fino
que alumbra mi alma serena.

Lo que puede el sentimiento
no lo ha podido saber,

ni el más claro proceder
ni el más ancho pensamiento,
todo lo cambia el momento
cual mago condescendiente,
nos aleja dulcemente
de rencores y violencias,

Violeta Parra

ERES TODA DE ESPUMAS...

Eres toda de espumas delgadas y ligeras
y te cruzan los besos y te riegan los días.
Mi gesto, mi ansiedad cuelgan de tu mirada.

Vaso de resonancias y de estrellas cautivas.
Estoy cansado, todas las hojas caen, mueren.
Caen, mueren los pájaros. Caen, mueren las vidas.
Cansado, estoy cansado. Ven, anhélame, víbrame.
Oh, mi pobre ilusión, mi guirnalda encendida!
El ansia cae, muere. Cae, muere el deseo.
Caen, mueren las llamas en la noche infinita.

Fogonazo de luces, paloma de gredas rubias,
líbrame de esta noche que acosa y aniquila.
Sumérgeme en tu nido de vértigo y caricia.
Anhélame, retiéneme.
La embriaguez a ]a sombra florida de tus ojos,
las caídas, los triunfos, los saltos de la fiebre.
Ámame, ámame, ámame.
De pie te grito! Quiéreme.
Rompo mi voz gritándote y hago horarios de fuego
en la noche preñada de estrellas y lebreles.
Rompo mi voz y grito. Mujer, ámame, anhélame.
Mi voz arde en los vientos, mi voz que cae y muere.
Cansado. Estoy cansado. Huye. Aléjate. Extínguete.
No aprisiones mi estéril cabeza entre tus manos.
Que me crucen la frente los látigos del hielo.
Que mi inquietud se azote Con los vientos atlánticos.

Huye, Aléjate. Extínguete. Mi alma debe estar sola.
Debe crucificarse, hacerse astillas, rodar,
verterse, contaminarse sola,
abierta a la marea de los llantos,
ardiendo en el ciclón de las furias,
erguida entre los cerros y los pájaros,
aniquilarse, exterminarse sola,
abandonada y única como un faro de espanto.


Pablo Neruda


LA GENTE QUE ME GUSTA,


por Mario Benedetti


Primero que todo

Me gusta la gente que vibra,

que no hay que empujarla,

que no hay que decirle que haga las cosas,

sino que sabe lo que hay que hacer y

que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad

para medir las consecuencias de sus acciones,

la gente que no deja las soluciones al azar.

Me gusta la gente estricta con su gente

y consigo misma, pero que no pierda de vista

que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo

en equipo, entre amigos, produce más

que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe

la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca,

capaz de oponerse con argumentos

serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio,

la que no se avergüenza de reconocer

que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que al aceptar sus errores,

se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme

constructivamente y de frente; a éstos

los llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente,

que no fallece cuando de alcanzar

objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados.

Con gente como esa, me comprometo a lo que sea,

ya que con haber tenido esa gente a mi lado me

doy por bien retribuido.




Mario Benedetti

A ellos




Se me han ido muriendo los amigos
se me han ido cayendo del abrazo
me he quedado sin ellos en el día
pero vuelven en uno que otro sueño
es una nueva forma de estar solo
de preguntar sin nadie que responda
queda el recurso de tomar un trago
sin apelar al brindis de los pobres
iré archivando cuerdos y recuerdos
si es posible en desorden alfabético
en aquel rostro evocaré tu temple
es ese otro el ancla de unos ojos
sobrevive el amor y por fortuna
a esa tentación no se la llevan
yo por las dudas toco la mismísima
madera/esa que dicen que nos salva
pero se van figurando los amigos
los buenos/los no tanto/los cabales
me he quedado con las manos vacías
esperando que alguien me convoque
sin embargo todos y cada uno
me han dejado un legado un regalito
un consuelo/un sermón/una chacota
un reproche en capítulos/un premio
si pudiera saber dónde se ríen
dónde lloran o cantan o hacen niebla
les haría llegar mis añoranzas
y una fuente con uvas y estos versos.

Mario Benedetti






SOMOS CINCO MIL

Somos cinco mil aquí.
En esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil.
¿Cuántos somos en total
en las ciudades y en todo el país?
Somos aquí diez mil manos
que siembran y hacen andar las fábricas.
¡Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura!

Seis de los nuestros se perdieron
en el espacio de las estrellas.

Un muerto, un golpeado como jamás creí
se podría golpear a un ser humano.

Los otros cuatro quisieron quitarse todos los temores,
uno saltando al vacío,
otro golpeándose la cabeza contra el muro,
pero todos con la mirada fija de la muerte.

¡Qué espanto causa el rostro del fascismo!

Llevan a cabo sus planes con precisión artera sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroísmo.
¿Es éste el mundo que creaste, Dios mío?
¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo?
En estas cuatro murallas sólo existe un número que no progresa.
Que lentamente querrá la muerte.
Pero de pronto me golpea la consciencia
y veo esta marea sin latido
y veo el pulso de las máquinas
y los militares mostrando su rostro de matrona lleno de dulzura.
¿Y Méjico, Cuba, y el mundo?
¡Qué griten esta ignominia!
Somos diez mil manos que no producen.
¿Cuántos somos en toda la patria?
La sangre del Compañero Presidente
golpea más fuerte que bombas y metrallas.

Así golpeará nuestro puño nuevamente.
Canto, que mal me sales
cuando tengo que cantar espanto.
Espanto como el que vivo, como el que muero, espanto.
De verme entre tantos y tantos momentos del infinito
en que el silencio y el grito son
las metas de este
canto

Lo que nunca vi, lo que he sentido y lo que siento
hará brotar el momento....

VICTOR JARA


















SALVACIÓN

SALVACIÓN

Alejandra Pizarnik

Se fuga la isla
Y la muchacha vuelve a escalar el viento
y a descubrir la muerte del pájaro profeta
Ahora
es el fuego sometido
Ahora
es la carne
la hoja
la piedra
perdidos en la fuente del tormento
como el navegante en el horror de la civilación
que purifica la caída de la noche
Ahora
la muchacha halla la máscara del infinito
y rompe el muro de la poesía.


(Alejandra Pizarnik, de La última inocencia, 1956)


































NO TE RINDAS


(Mario Benedetti)

No te rindas, aún estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, remontar el vuelo.

No te rindas, que la vida es eso:

Continuar el viaje, perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo, correr los escombros
y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas.

Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda, y se calle el viento,
hay fuego en tu alma, y hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo el deseo
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino, y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos,
saltar las murallas que te protegieron
vivir la vida y aceptar el reto.

Recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas.

Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda, y se calle el viento,
hay fuego en tu alma, y hay vida en tus sueños.

Porque cada día es un comienzo nuevo.

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estas sola. Porque yo te quiero…

Este es el premio que recibió esta página

Este es el premio que recibió esta página
Premio de arte y pico ,por creatividad y diseño (8 de abril 2008)

Premio a la melodía y a la Imaginación

Gracias Eli , gracias Mig
por elogiarme con estos premios ,
este dia 23 de abril,
dia internacional del libro libro

Premio imaginación

Este Premio lo otorgan Migdalia
Mansilla Rojas y Elisabet Cincotta
a aquellos blogs/sitios donde,
a su entender, brilla la imaginación.
Free S Black Chancery MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

23 de Abril





Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor 23 de Abril

Hay quien ha dicho que los libros pueden ser nuestros mejores amigos y hay mucho de cierto en esto. Los libros nos transportan a nuevos mundos, nos ayudan a concebir nuevas formas de vida, reflexionar, incrementar nuestros conocimientos, nos hace soñar, imaginar y descubrir.

Hay quien ha dicho que los libros pueden ser nuestros mejores amigos y hay mucho de cierto en esto. Los libros nos transportan a nuevos mundos, nos ayudan a concebir nuevas formas de vida, reflexionar, incrementar nuestros conocimientos, nos hace soñar, imaginar y descubrir.

La UNESCO ha elegido el 23 de abril para celebrar el día del Libro y del Autor y ¿Sabéis por qué se eligió este día? Porque ese mismo día murieron Garcilaso de la Vega, Cervantes y Shakespeare (estos últimos en el mismo año, 1616).

Existen diferentes formas de celebrar este día, un ejemplo es en Cataluña, donde se celebra el día de San Jordi y es costumbre intercambiar libros y rosas. En muchos otros sitios se dan conferencias, coloquios con escritores y se realizan diversas actividades y exposiciones de libros. Esta importante iniciativa se pretende promover en 80 países, entre millones de personas, incluyendo aquellos que viven en condiciones de pobreza y sufren violencia, pretendiendo que el libro suponga su libertad y un estímulo para luchar por un mundo mejor.

"La sola producción y adquisición de libros no basta. Por ello, nuestra profunda convicción es que cuanto mayor sea el número de individuos de cada pueblo que tengan acceso a la lectura, mayor será la posibilidad de expresarse, de acceder al pensamiento de los otros y a la pluralidad de culturas. Las condiciones de la tolerancia, de la comprensión recíproca y de la paz serán así reunidas en el espíritu de los seres."

Koichiro Matsuura, Presidente de la UNESCO





































" Estrella de mar

es mi alma

que flota

en mi corazón

de azules aguas

y cobija los navíos

que de poemas son "










Quise ser cala,

lirio de agua,

blanca y purísima cala.

Busqué tus aguas

para crecer

muy cerca tuyo

y mi tulipa bordó

tu nombre.



S.M.T


Hice un tibio nido con mis manos ...

Hice un tibio nido con mis manos ...
y tú, pequeño gorrión , alli quedaste dormido. S.M.T

CCXXXVII

Dos gotas
en una hoja duermen.
Son besos,
de una nube llorona,
son espejos pequeños
donde se espeja la luna

Stella Maris


CCVII


Esconderme
en un lauredal,
aspirando sus aromas,
confundirme entre sus hojas,
perder mi esencia humana,
ser permanente en mis versos
como el perfume perdurable
del extenso lauredal.

( de Burbujas del alma)

CLXXVIII

La honda noche
con su hondo silencio
¿ de qué hondura
del tiempo viene ?

( de " Burbujas del alma" )
Stella Maris



De sol se vistió mi inspiración.
Con plateada luna
mis trazos en el papel,
salpican destellos perennes
como lo hace en el río
cada corcel.

Stella Maris Taboro

Bendigo el día que nací.


" Unamos nuestras manos,

nuestras miradas
y la sangre gritará
que somos hermanos"

Stella Maris

8 de marzo

DIA DE LA MUJER

Somos semillas
de corazón,
paciencia,
amor,

Somos tierra que fecunda.

Nuestras manos,
lluvias de bendición,
nuestra voz
ramitas de cielo,
nuestro despligue de acciones
tiene la fuerza de la oración.

Stella Maris

Cayó la noche
se elevó la luna.
No pudo sostenerla,
la empujó entonces
con su luz
hasta embellecerla.

CLVIII

Vi

nacer una flor
inundada de color.

Vi
la vida en ella
despertando cual centella.

Vi
manifestarse un instante
que apreté con fuerzas
acuñándolo en el yacimiento
de mi gruta interior.

ETERNIDAD

Cautiva el alma
en la cárcel del cuerpo

rompió sus rejas
para volar sin él

.El alma sembró sus estrellas
con gotas de rocío
.


XX


Vi llorar a un niño.

Quise entrar en él.
Ser pañuelo
secando sus lágrimas.
Quise entrar en él
y hechizarme con su pureza
hasta verlo sonreír.

Halos


Vi que escapaba de tus nubes,
halos que al suelo
sus flechas lanzaban,
y herida la tierra
su gemido elevaba.

(21 de marzo, día de la poesía)



Irupé


Se detienen mis pasos,
asombra a mis ojos
doncella bellísima
acariciando la piel
de las aguas profundas y tranquilas ,
plato de verde brillante
adorando a la luna.
La cinta líquida corre
besando sus bordes altivos
y flores blancas van vigilando.

Me abrí
como flor sangrante
en su rocío virginal.

Me abrí dando
luz de luna y de soles.

Me abro cada día
bebiendo a la vida
como dulce manjar.

Me abriré a la blanca muerte
hasta entrar en una estrella
donde me hallarán

los que en el cielo me busquen.

f

curs


mus


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

Gracias por tu visita

Sombra

compañerar,
desde que aprendimos

a caminar


callada compañía
atesorando secretos

de nuestro andar.

En mi valle,
existe un cuenco
donde anidaron
las aves
y los pinceles del arco iris ,
para llenarlo
de melodías y colores.
En ese mismo cuenco,
mi alma despierta

con el tintineo

de los versos.

CCXXXVI

En las ramas del olivo
la luna quedó enredada,
su blanco beso de bella dama
a las hojas arrullaba.
Anclado su plateado brillo
entregó su vida a la madrugada.



( de Burbujas del alma)