viernes, 11 de abril de 2008

Verso distante















Poema Azpeitia Jose Antonio

Un verso distante

hoy tu me pides.

Un verso que te llegue

a lo profundo,

que mueva la marea

de tu cuerpo,

que acune tus deseos

sin palabras.

Hoy puedo poner

entre tus labios,

el verso de amor

que ayer soñabas.

Un verso que al besarlo

te enamore

Un verso que al sentirlo

preñe tu alma.

1 comentario:

Elisabet Cincotta dijo...

Bravo Poeta!!!!! amor, pasión, deseo y esa sentencia final que lo cierra con la belleza.
Abrazos
Elisabet

Aqui podrás disfrutar de los poemas que arribaron a este puerto. Aqui espero a todos los poetas

.
Cientos de sirenas llaman a los poetas de mundo para que anclen en este puerto ...

21 de marzo día internacional d e la poesía

Photobucket
Si la poesía es
el mismo respirar de cada instante,
es la vida que viaja
por nuestras venas sin que lo notemos,
entonces la poesía es tan arte como el vivir.
Vivir es latir y crear poesía
es ponerle música a los latidos.
Unamos aquí, en esta página
la obras poéticas
que están viviendo
con sus autores y
las que hacen perdurables
a los que ya no están..


Stella Maris





POETAS... QUE VIVEN EN SUS ESCRITOS.

Cuando muere un poeta
un pájaro deja de cantar
enmudecen las cascadas
el cielo se pone gris .

En el aire
comienzan a flotar
brillantes luciérnagas,
son su versos
que no dejaran de alumbrar.

La palabra del poeta
sobrevive al tiempo y a los siglos
cincelada con eternidad.

Los alquimistas

Andrés Fidalgo



LOS ALQUIMISTAS


Desde lugares diversos
llegaron en grupos ruidosos,
hediendo
con verdadero mal olor
de críos sin cambiar,
de adultos apartados del agua
y de agria coca fermentada.

(El colorido exterior, lo pintoresco,
el exotismo,
quedan para "uso oficial exclusivo"
del turismo).

Se derramaron por los surcos
en largo río gredoso,
con la vivaz mirada del pájaro
momentáneamente libre;
machetearon, deschalaron, cargaron,
y no de sol a sol
según figura en las planillas,
sino inhumanamente,
desde la cinco de la escarcha
hasta el anochecer con su relente.
Luego, como si nada,
prepararon
picanteadas sabrosas; cantaron y bailaron.
Bebieron
cualquier cosa que trajera
noticias quemadoras del alcohol;
se mancharon
hasta las fibras íntimas,
hasta lo intransferible de
"la criatura divina".
Y entre fugaces enardecimientos
se acoplaron
marido y mujer, los concubinos,
desconocidas con desconocidos...
Así, de modo vario
cumplieron
su obligación de proletarios:
dejar la nueva fuerza del trabajo
que continuará el ciclo.
Por último,
durmieron confundidos
hombres sudorosos
con perros con mujeres con pulgas con chicos
(en galpones de barro
por los cuatro costados),
para levantarse
y proseguir girando
triturados
en el trapiche inmenso.
Al fin, un claro día
sacudido a pitadas
y gritos de alegría,
se fueron
más sucios y enfermos
que cuando vinieron.

Pero de todos ellos quedó una montaña,
con millones de kilos de azúcar
angelicalmente blanca.


Andrés Fidalgo (1919). Poeta y ensayista. Abogado, defensor de presos políticos y gremiales, por lo que padeció persecución y cárcel. Es padre de la poeta Alcira Fidalgo Pizarro, desaparecida durante la dictadura. Fue colaborador de la revista "Hoy en la Cultura" (Bs. As.) y de otras editadas en el noroeste argentino. En 1972 obtuvo el Premio Quinquenal de Poesía. Imprescindible es su trabajo "Panorama de la literatura jujeña" para el entendimiento del desarrollo de la misma en la región. Su poética está hecha con garra, nervio y una profunda reflexión; no se va en vaguedades ni se solaza en "lo poético"."Una marca en la memoria" es uno de sus más importantes poemarios


Murió en JUJUY el 20 de julio de 2008

La casada infiel



Y que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.

Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.

Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.

En las últimas esquinas
toqué sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos.

El almidón de su enagua
me sonaba en el oído,
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.

Sin luz de plata en sus copas
los árboles han crecido
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del río.


Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelo
hice un hoyo sobre el limo.

Yo me quité la corbata.
Ella se quitó el vestido.
Yo el cinturón con revólver.
Ella sus cuatro corpiños.

Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.

Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.

No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.

Sucia de besos y arena
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios.


Me porté como quién soy.
Como un gitano legítimo.
La regalé un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al río.

FEDERICO GARCÍA LORCA

FRENTE AL MAR




Oh mar, enorme mar, corazón fiero
de ritmo desigual, corazón malo,
yo soy más blanda que ese pobre palo
que se pudre en tus ondas prisionero.

Oh mar, dame tu cólera tremenda,
yo me pasé la vida perdonando,
porque entendía, mar, yo me fui dando:
"Piedad, piedad para el que más ofenda".

Vulgaridad, vulgaridad me acosa.
Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.
Hazme tener tu cólera sin nombre:
ya me fatiga esta misión de rosa.

¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena,
me falta el aire y donde falta quedo,
quisiera no entender, pero no puedo:
es la vulgaridad que me envenena.

Me empobrecí porque entender abruma,
me empobrecí porque entender sofoca,
¡bendecida la fuerza de la roca!
Yo tengo el corazón como la espuma.

Mar, yo soñaba ser como tú eres,
allá en las tardes que la vida mía
Bajo las horas cálidas se abría.
Ah, yo soñaba ser como tú eres.

Mírame aquí, pequeña, miserable,
todo dolor me vence, todo sueño,
mar, dame, dame el inefable empeño
de tornarme soberbia, inalcanzable.

Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza
¡aire de mar!... ¡oh tempestad, oh enojo!
Desdichada de mí, soy un abrojo,
y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.

Y el alma mía es como el mar, es eso,
ah, la ciudad la pudre y equivoca
pequeña vida que dolor provoca,
¡que pueda libertarme de su peso!

Vuele mi empeño, mi esperanza vuele...
la vida mía debió ser horrible,
debió ser una arteria incontenible
y apenas es cicatriz que siempre duele.

Alfonsina Storni

La Flor del Aire


de Gabriela Mistral

Yo la encontré por mi destino,
de pie a mitad de la pradera,
gobernadora del que pase,
del que le hable y que la vea.

Y ella me dijo: "Sube al monte.
Yo nunca dejo la pradera,
y me cortas las flores blancas
como nieves, duras y tiernas."

Me subí a la ácida montaña,
busqué las flores donde albean,
entre las rocas existiendo
medio dormidas y despiertas.

Cuando bajé, con carga mía,
la hallé a mitad de la pradera,
y fui cubriéndola frenética,
con un torrente de azucenas.

Y sin mirarse la blancura,
ella me dijo: "Tú acarrea
ahora sólo flores rojas.
Yo no puedo pasar la pradera."

Trepe las penas con el venado,
y busqué flores de demencia,
las que rojean y parecen
que de rojez vivan y mueran.

ESTE AMOROSO TORMENTO

Este amoroso tormento
que en mi corazón se ve,
se que lo siento y no se
la causa porque lo siento


Siento una grave agonía
por lograr un devaneo,
que empieza como deseo
y para en melancolía.

y cuando con mas terneza
mi infeliz estado lloro
se que estoy triste e ignoro
la causa de mi tristeza. "


Siento un anhelo tirano
por la ocasión a que aspiro,
y cuando cerca la miro
yo misma aparto la mano.
Porque si acaso se ofrece,
después de tanto desvelo
la desazona el recelo
o el susto la desvanece.

Y si alguna vez sin susto
consigo tal posesión
(cualquiera) leve ocasión
me malogra todo el gusto.

Siento mal del mismo bien
con receloso temor
y me obliga el mismo amor
tal vez a mostrar desdén.

SOR JUANA INES DE LA CRUZ.



Volver a los 17


Volver a los diecisiete
después de vivir un siglo
es como descifrar signos
sin ser sabio competente,
volver a ser de repente
tan frágil como un segundo,
volver a sentir profundo
como un niño frente a Dios,
eso es lo que siento yo
en este instante fecundo.

Mi paso retrocedido
cuando el de ustedes avanza,
el arco de las alianzas
ha penetrado en mi nido,
con todo su colorido
se ha paseado por mis venas
y hasta la dura cadena
con que nos ata el destino
es como un diamante fino
que alumbra mi alma serena.

Lo que puede el sentimiento
no lo ha podido saber,

ni el más claro proceder
ni el más ancho pensamiento,
todo lo cambia el momento
cual mago condescendiente,
nos aleja dulcemente
de rencores y violencias,

Violeta Parra

ERES TODA DE ESPUMAS...

Eres toda de espumas delgadas y ligeras
y te cruzan los besos y te riegan los días.
Mi gesto, mi ansiedad cuelgan de tu mirada.

Vaso de resonancias y de estrellas cautivas.
Estoy cansado, todas las hojas caen, mueren.
Caen, mueren los pájaros. Caen, mueren las vidas.
Cansado, estoy cansado. Ven, anhélame, víbrame.
Oh, mi pobre ilusión, mi guirnalda encendida!
El ansia cae, muere. Cae, muere el deseo.
Caen, mueren las llamas en la noche infinita.

Fogonazo de luces, paloma de gredas rubias,
líbrame de esta noche que acosa y aniquila.
Sumérgeme en tu nido de vértigo y caricia.
Anhélame, retiéneme.
La embriaguez a ]a sombra florida de tus ojos,
las caídas, los triunfos, los saltos de la fiebre.
Ámame, ámame, ámame.
De pie te grito! Quiéreme.
Rompo mi voz gritándote y hago horarios de fuego
en la noche preñada de estrellas y lebreles.
Rompo mi voz y grito. Mujer, ámame, anhélame.
Mi voz arde en los vientos, mi voz que cae y muere.
Cansado. Estoy cansado. Huye. Aléjate. Extínguete.
No aprisiones mi estéril cabeza entre tus manos.
Que me crucen la frente los látigos del hielo.
Que mi inquietud se azote Con los vientos atlánticos.

Huye, Aléjate. Extínguete. Mi alma debe estar sola.
Debe crucificarse, hacerse astillas, rodar,
verterse, contaminarse sola,
abierta a la marea de los llantos,
ardiendo en el ciclón de las furias,
erguida entre los cerros y los pájaros,
aniquilarse, exterminarse sola,
abandonada y única como un faro de espanto.


Pablo Neruda


LA GENTE QUE ME GUSTA,


por Mario Benedetti


Primero que todo

Me gusta la gente que vibra,

que no hay que empujarla,

que no hay que decirle que haga las cosas,

sino que sabe lo que hay que hacer y

que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad

para medir las consecuencias de sus acciones,

la gente que no deja las soluciones al azar.

Me gusta la gente estricta con su gente

y consigo misma, pero que no pierda de vista

que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo

en equipo, entre amigos, produce más

que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe

la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca,

capaz de oponerse con argumentos

serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio,

la que no se avergüenza de reconocer

que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que al aceptar sus errores,

se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme

constructivamente y de frente; a éstos

los llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente,

que no fallece cuando de alcanzar

objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados.

Con gente como esa, me comprometo a lo que sea,

ya que con haber tenido esa gente a mi lado me

doy por bien retribuido.




Mario Benedetti

A ellos




Se me han ido muriendo los amigos
se me han ido cayendo del abrazo
me he quedado sin ellos en el día
pero vuelven en uno que otro sueño
es una nueva forma de estar solo
de preguntar sin nadie que responda
queda el recurso de tomar un trago
sin apelar al brindis de los pobres
iré archivando cuerdos y recuerdos
si es posible en desorden alfabético
en aquel rostro evocaré tu temple
es ese otro el ancla de unos ojos
sobrevive el amor y por fortuna
a esa tentación no se la llevan
yo por las dudas toco la mismísima
madera/esa que dicen que nos salva
pero se van figurando los amigos
los buenos/los no tanto/los cabales
me he quedado con las manos vacías
esperando que alguien me convoque
sin embargo todos y cada uno
me han dejado un legado un regalito
un consuelo/un sermón/una chacota
un reproche en capítulos/un premio
si pudiera saber dónde se ríen
dónde lloran o cantan o hacen niebla
les haría llegar mis añoranzas
y una fuente con uvas y estos versos.

Mario Benedetti






SOMOS CINCO MIL

Somos cinco mil aquí.
En esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil.
¿Cuántos somos en total
en las ciudades y en todo el país?
Somos aquí diez mil manos
que siembran y hacen andar las fábricas.
¡Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura!

Seis de los nuestros se perdieron
en el espacio de las estrellas.

Un muerto, un golpeado como jamás creí
se podría golpear a un ser humano.

Los otros cuatro quisieron quitarse todos los temores,
uno saltando al vacío,
otro golpeándose la cabeza contra el muro,
pero todos con la mirada fija de la muerte.

¡Qué espanto causa el rostro del fascismo!

Llevan a cabo sus planes con precisión artera sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroísmo.
¿Es éste el mundo que creaste, Dios mío?
¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo?
En estas cuatro murallas sólo existe un número que no progresa.
Que lentamente querrá la muerte.
Pero de pronto me golpea la consciencia
y veo esta marea sin latido
y veo el pulso de las máquinas
y los militares mostrando su rostro de matrona lleno de dulzura.
¿Y Méjico, Cuba, y el mundo?
¡Qué griten esta ignominia!
Somos diez mil manos que no producen.
¿Cuántos somos en toda la patria?
La sangre del Compañero Presidente
golpea más fuerte que bombas y metrallas.

Así golpeará nuestro puño nuevamente.
Canto, que mal me sales
cuando tengo que cantar espanto.
Espanto como el que vivo, como el que muero, espanto.
De verme entre tantos y tantos momentos del infinito
en que el silencio y el grito son
las metas de este
canto

Lo que nunca vi, lo que he sentido y lo que siento
hará brotar el momento....

VICTOR JARA


















SALVACIÓN

SALVACIÓN

Alejandra Pizarnik

Se fuga la isla
Y la muchacha vuelve a escalar el viento
y a descubrir la muerte del pájaro profeta
Ahora
es el fuego sometido
Ahora
es la carne
la hoja
la piedra
perdidos en la fuente del tormento
como el navegante en el horror de la civilación
que purifica la caída de la noche
Ahora
la muchacha halla la máscara del infinito
y rompe el muro de la poesía.


(Alejandra Pizarnik, de La última inocencia, 1956)


































NO TE RINDAS


(Mario Benedetti)

No te rindas, aún estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, remontar el vuelo.

No te rindas, que la vida es eso:

Continuar el viaje, perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo, correr los escombros
y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas.

Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda, y se calle el viento,
hay fuego en tu alma, y hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo el deseo
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino, y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas, quitar los cerrojos,
saltar las murallas que te protegieron
vivir la vida y aceptar el reto.

Recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas.

Aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda, y se calle el viento,
hay fuego en tu alma, y hay vida en tus sueños.

Porque cada día es un comienzo nuevo.

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estas sola. Porque yo te quiero…

Este es el premio que recibió esta página

Este es el premio que recibió esta página
Premio de arte y pico ,por creatividad y diseño (8 de abril 2008)

Premio a la melodía y a la Imaginación

Gracias Eli , gracias Mig
por elogiarme con estos premios ,
este dia 23 de abril,
dia internacional del libro libro

Premio imaginación

Este Premio lo otorgan Migdalia
Mansilla Rojas y Elisabet Cincotta
a aquellos blogs/sitios donde,
a su entender, brilla la imaginación.
Free S Black Chancery MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com

23 de Abril





Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor 23 de Abril

Hay quien ha dicho que los libros pueden ser nuestros mejores amigos y hay mucho de cierto en esto. Los libros nos transportan a nuevos mundos, nos ayudan a concebir nuevas formas de vida, reflexionar, incrementar nuestros conocimientos, nos hace soñar, imaginar y descubrir.

Hay quien ha dicho que los libros pueden ser nuestros mejores amigos y hay mucho de cierto en esto. Los libros nos transportan a nuevos mundos, nos ayudan a concebir nuevas formas de vida, reflexionar, incrementar nuestros conocimientos, nos hace soñar, imaginar y descubrir.

La UNESCO ha elegido el 23 de abril para celebrar el día del Libro y del Autor y ¿Sabéis por qué se eligió este día? Porque ese mismo día murieron Garcilaso de la Vega, Cervantes y Shakespeare (estos últimos en el mismo año, 1616).

Existen diferentes formas de celebrar este día, un ejemplo es en Cataluña, donde se celebra el día de San Jordi y es costumbre intercambiar libros y rosas. En muchos otros sitios se dan conferencias, coloquios con escritores y se realizan diversas actividades y exposiciones de libros. Esta importante iniciativa se pretende promover en 80 países, entre millones de personas, incluyendo aquellos que viven en condiciones de pobreza y sufren violencia, pretendiendo que el libro suponga su libertad y un estímulo para luchar por un mundo mejor.

"La sola producción y adquisición de libros no basta. Por ello, nuestra profunda convicción es que cuanto mayor sea el número de individuos de cada pueblo que tengan acceso a la lectura, mayor será la posibilidad de expresarse, de acceder al pensamiento de los otros y a la pluralidad de culturas. Las condiciones de la tolerancia, de la comprensión recíproca y de la paz serán así reunidas en el espíritu de los seres."

Koichiro Matsuura, Presidente de la UNESCO





































" Estrella de mar

es mi alma

que flota

en mi corazón

de azules aguas

y cobija los navíos

que de poemas son "










Quise ser cala,

lirio de agua,

blanca y purísima cala.

Busqué tus aguas

para crecer

muy cerca tuyo

y mi tulipa bordó

tu nombre.



S.M.T


Hice un tibio nido con mis manos ...

Hice un tibio nido con mis manos ...
y tú, pequeño gorrión , alli quedaste dormido. S.M.T

CCXXXVII

Dos gotas
en una hoja duermen.
Son besos,
de una nube llorona,
son espejos pequeños
donde se espeja la luna

Stella Maris


CCVII


Esconderme
en un lauredal,
aspirando sus aromas,
confundirme entre sus hojas,
perder mi esencia humana,
ser permanente en mis versos
como el perfume perdurable
del extenso lauredal.

( de Burbujas del alma)

CLXXVIII

La honda noche
con su hondo silencio
¿ de qué hondura
del tiempo viene ?

( de " Burbujas del alma" )
Stella Maris



De sol se vistió mi inspiración.
Con plateada luna
mis trazos en el papel,
salpican destellos perennes
como lo hace en el río
cada corcel.

Stella Maris Taboro

Bendigo el día que nací.


" Unamos nuestras manos,

nuestras miradas
y la sangre gritará
que somos hermanos"

Stella Maris

8 de marzo

DIA DE LA MUJER

Somos semillas
de corazón,
paciencia,
amor,

Somos tierra que fecunda.

Nuestras manos,
lluvias de bendición,
nuestra voz
ramitas de cielo,
nuestro despligue de acciones
tiene la fuerza de la oración.

Stella Maris

Cayó la noche
se elevó la luna.
No pudo sostenerla,
la empujó entonces
con su luz
hasta embellecerla.

CLVIII

Vi

nacer una flor
inundada de color.

Vi
la vida en ella
despertando cual centella.

Vi
manifestarse un instante
que apreté con fuerzas
acuñándolo en el yacimiento
de mi gruta interior.

ETERNIDAD

Cautiva el alma
en la cárcel del cuerpo

rompió sus rejas
para volar sin él

.El alma sembró sus estrellas
con gotas de rocío
.


XX


Vi llorar a un niño.

Quise entrar en él.
Ser pañuelo
secando sus lágrimas.
Quise entrar en él
y hechizarme con su pureza
hasta verlo sonreír.

Halos


Vi que escapaba de tus nubes,
halos que al suelo
sus flechas lanzaban,
y herida la tierra
su gemido elevaba.

(21 de marzo, día de la poesía)



Irupé


Se detienen mis pasos,
asombra a mis ojos
doncella bellísima
acariciando la piel
de las aguas profundas y tranquilas ,
plato de verde brillante
adorando a la luna.
La cinta líquida corre
besando sus bordes altivos
y flores blancas van vigilando.

Me abrí
como flor sangrante
en su rocío virginal.

Me abrí dando
luz de luna y de soles.

Me abro cada día
bebiendo a la vida
como dulce manjar.

Me abriré a la blanca muerte
hasta entrar en una estrella
donde me hallarán

los que en el cielo me busquen.

f

curs


mus


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

Gracias por tu visita

Sombra

compañerar,
desde que aprendimos

a caminar


callada compañía
atesorando secretos

de nuestro andar.

En mi valle,
existe un cuenco
donde anidaron
las aves
y los pinceles del arco iris ,
para llenarlo
de melodías y colores.
En ese mismo cuenco,
mi alma despierta

con el tintineo

de los versos.

CCXXXVI

En las ramas del olivo
la luna quedó enredada,
su blanco beso de bella dama
a las hojas arrullaba.
Anclado su plateado brillo
entregó su vida a la madrugada.



( de Burbujas del alma)